Recomendados
Lunes 5 de septiembre de 2011

Banda sonora de Caballo de Fuego. Congo

Como taurina, amo la música. Ésta forma parte medular de mi cotidianidad. Y por tal motivo, no podía faltar en mi libro Caballo de Fuego. Ya nos emocionamos con Matilde y Eliah bailando a la luz del fuego Can’t take my eyes off of you. La música seguirá acompañándolos a través de Congo y de Gaza.
Concentrémonos en Congo, la novedad de este mes. Vayan buscando estos temas (todos están en Youtube) de modo tal de tenerlos a mano para cuando se presenten en el libro. Es una experiencia fascinante leer con “música incidental”, como en el cine o en el teatro.
 
1) Paint it Black, de Rolling Stones.
2) Adagio en sol menor, de Albinoni. 
3) Zarabanda de la Suite para Clave en re menor, de Händel.
4) Love of my life, de Queen. 
5) Your love is king y Smooth operator, de Sade.
6) Call me, de Spagna.
7) En la página 310, se menciona un tema de The Police. Yo imagino que es So lonely.
8) I just died in your arms tonight, de Cutting Crew.
9) En la página 572, casi al final del libro, Eliah está escuchando “la guitarra de Carlos Santana”. Creo que se trata de Samba pa ti.
 
Les deseo a todos una buena lectura de Caballo de Fuego.Congo. En cuanto al lanzamiento de Gaza, la editorial todavía no me ha confirmado la fecha, pero sospecho que están planeando que sea en abril 2012. Lo siento. ¡Yo lo publicaría mañana!

Me gustaría recomendarles una película que me encantó: Ne le dis à personne (No se lo digas a nadie), un policial como hacía tiempo no veía. Original, ágil, aunque complejo, y con un giro inesperado que les quitará el aliento. Protagonizada por François Cluzet y dirigida por Guillaume Canet, es muy recomendable. No creo que se aburran ni que se queden dormidos. 
       
Pasemos a los libros, mi pasatiempo favorito. Durante semanas estuve absorbida en la lectura de una novela tan extensa como buena: Los pilares de la tierra, de Ken Follett. Es un trabajo atípico de este escritor galés, que siempre nos deleita con sus tramas de intriga y espionaje. Los pilares de la tierra, en cambio, cuenta la historia de la construcción de una catedral en un priorato medieval de Inglaterra. La manera en que Follett entreteje las vivencias de cada personaje con las cuestiones políticas del momento es increíble, pero sobre todo quiero destacar la impecable y exhaustiva investigación en la que Follett se embarcó para descubrir al hombre del Medioevo, una persona temerosa de Dios y de la Iglesia, infantil en algunos aspectos, pero que lidiaba con la muerte todos los días. Le agradezco a mis amigas Silvana Egea, Cecilia Pen, Mariana D’Errico y Carina Lara por haberme regalado un ejemplar de lujo de Los pilares de la tierra que siempre atesoraré.

Y por último, ¿les gustaría leer dos novelones románticos que no podrán soltar hasta la última página? Entonces, lean estos y en este orden: Paraíso robado y Perfecta, de la escritora norteamericana Judith McNaught. Después me cuentan.

multimedia

Archivo